Experimentos (2)

experimento-vega-sicilia

Experimentos (2)

Hoy ha sido el cumpleaños de uno de nuestros socios fundadores y un compañero suyo de estudios de Salamanca, Juan Luis, le ha invitado a probar un Vega Sicilia Tinto Valbuena de 1980, que ha “rescatado” de casa de su suegra.

La primera curiosidad, es que se trata de un Vega Sicilia de cuando no estaba acogido a la denominación de origen Ribera del Duero, de manera que se puede leer en su etiqueta “Vino Fino de Mesa”. Para nuestros miembros más jóvenes, ver una etiqueta así es todo un acontecimiento.

Según comenta Juan Luis, las botellas han estado tumbadas en su caja de madera y, aunque el corcho no estaba en perfectas condiciones, se ha podido sacar de una pieza. Los primeros aromas después del descorche y antes de ser servido, nos hacen presagiar que vamos a disfrutar con el vino: miro a nuestro alrededor y veo muchas cejas levantadas y varias miradas como si nos comunicásemos telepáticamente.

Observo a mis compañeros y veo a nuestro equipo de cata esperando con las copas vacías y me viene a la mente una imagen de la infancia: parecemos unos chiquillos que esperan que su padre les dé la golosina que tiene en sus manos…

Pues bien, ya metidos en materia, nos llama poderosamente la atención su color tan oscuro y que los matices teja no están muy marcados después de 34 años. Se puede apreciar bien el aroma característico de la evolución a lo largo del tiempo, pero son increíbles los matices de fruta madura que perduran en él. Al saborearlo, su sedosidad no untuosa es muy, muy agradable y su armonía y equilibrio final, que permanece para contarnos que algo importante ha pasado por nuestro paladar, se recuerda por instantes interminables.

Según pasan los minutos, tiene lugar un acontecimiento: observamos que, al subir la temperatura, el vino gana en redondez (¡increíble!) y se pulen los matices menos positivos que encontramos en el primer sorbo. Tanto es así, que sentimos que este Vega Sicilia nos invita a beber cada vez más, porque cada vez disfrutamos más de él.

En nombre de todo el equipo de Mira Qué Vino, ¡gracias Juan Luis, por este regalo!

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*