Experimentos: Vega Sicilia Valbuena y Enartis 1999

VEGA-SICILIA-VALBUENA

Hoy queremos hablaros sobre la evolución en el tiempo de algunos vinos que teníamos reservados para ocasiones especiales, de bodegas muy dispares.

Como podréis apreciar por los artículos de nuestro blog, hemos escrito acerca de varios vinos que algunos de nuestros miembros de cata guardaban celosamente y los hemos tomado con comidas muy diversas. Esto lo hemos denominado experimentos.

Después de estas “experiencias”, nos hemos planteado escribir unas palabritas sobre algunos de ellos, comentando su evolución a lo largo de los años.

Comenzamos con un Vega Sicilia Tinto Valbuena de tercer año de 1987,  obsequio de Pepi: impresionante. Como muchos sabéis, Vega Sicilia elaboró estas “joyas” en los años ochenta.

Este vino no sólo no ha perdido con el paso de los años, sino que muestra una madurez y una redondez que se han ido ajustando en el tiempo, dando lugar a un vino con el que disfrutamos enormemente. Se nos saltaron a todos las lágrimas al tomarlo.

Como anéctoda, os decimos que uno de nosotros le regaló una botella a su médico y éste la sacó en una cena con unos amigos y no paró de elogiarlo en sucesivas consultas.

ENARTIS-1999Seguimos con un Enartis de 1999, comprado en su momento a través del club Bacchanalia. Después de 15 años, el vino estaba extraordinario. Ciertamente, este vino era ofrecido como “vino de guarda” y nos alegra enormemente haberlo guardado.

Su evolución, desde el color (con un tono teja que quiere parecerse a ciertos cognacs más que a un vino) y olor (con unos matices que te llevan a soñar e inventar fragancias desconocidas) hasta su sabor (extraordinario), nos han dejado despeinados cuando lo hemos probado.

Para esta primera parte, ya es suficiente; así que, si han empezado a secretar vuestras glándulas salivales, ¡os esperamos en las siguientes entregas!

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*